Hoy en día en el mercado compiten muchos productos y la mayoría de ellos no son exitosos. Y esto está directamente relacionado con la estrategia de venta. Y es que dentro de una empresa, es de vital importancia y es donde se deben concretar los objetivos comerciales.

Este plan es el que permitirá a la empresa/marca saber hacia dónde dirigirse, lo que debe conseguir, cuando, qué departamentos estarán involucrados y sobre todo evaluar o controlar las acciones, los resultados y los desempeños. Por eso hoy en nuestro post hablaremos un poco más del plan de ventas.

Su importancia se debe a muchos motivos, estos son algunos de ellos:

- Una vez desarrollado, se convierte en un documento de control o guía de la empresa. Porque ahí estará plasmado, la previsión de ventas para un período establecido, los objetivos y las acciones a llevar a cabo para cumplirlo.

- Sirve también, para estudiar nuevas líneas de negocio, tener información útil de factores internos y externos y un análisis DAFO de la empresa.

- Al planificar la estrategia, la empresa podrá tener un escenario a nivel financiero pudiendo estimar así el flujo de capital, sus posibles ingresos, sus gastos, las compras e inversión en recursos humanos.

- Cuando se tiene un plan de ventas adecuado, este puede ser también un plan de contingencia donde se tengan en cuenta una serie de variables (factores externos e internos, factores controlables o incontrolables) que ayuden a la empresa a estar preparada para cualquiera de ellos y en cualquier momento.

- Aprovechar mejor los recursos de los que dispone la empresa, evitando así gastos o inversiones innecesarios; generando una organización que será vital y necesaria para el buen funcionamiento.

- La sinergia que se creará dentro de los diferentes departamentos, como el de marketing y comercial permitiendo así aportar beneficios a ambos equipos y delegar o perfeccionar funciones.

- Mantener un CRM al día, nutrirlo de toda la información posible sobre las ventas, clientes, ingresos, etc para un posterior análisis y seguimiento de los objetivos.

Como ves, esta estrategia es tan importante como la de marketing o la financiera, por eso lo mejor es establecerla desde el inicio respondiendo a la pregunta ¿cuál es el valor que el servicio/producto dará al cliente?  

Y es que el hacerlo de esta manera, nos ayudará a desarrollar la cadena de valor y lo que percibirá el cliente del producto/servicio; lo que al final se traducirá en la fuerza de ventas de la empresa y en su posible éxito o fracaso.

Escribe un comentario
Su comentario se ha enviado correctamente y está pendiente de moderación.
Ha ocurrido un error al enviar su formulario, compruebe que el correo es válido y todos los cambos se han rellenado.
Debes esperar segundos antes de poder publicar un nuevo comentario.

© 2008-2021 DinamicBrain {Smart Agency}