Si tuviera una hora para resolver un problema y mi vida dependiera de la solución, gastaría 55 minutos pensando en el problema y 5 minutos pensando en la solución.

En cualquier estrategia de Inbound Marketing ocurre lo mismo:

Para obtener una campaña efectiva necesitamos 3 cosas: Paciencia, compromiso y tomar decisiones correctas.

Paciencia y compromiso porque pueden pasar meses hasta que ver ganancias significativas y tomar decisiones correctas porque sin la parte analítica no podremos maximizar los esfuerzos y recursos de la campaña. Tardaremos mucho más en ver algún tipo de resultado positivo sino tomamos ese parte más analítica.

¿Qué medimos entonces en Inbound Marketing?

Crecimiento en ventas y rentabilidad

Seguramente la mejor forma de medir el éxito de una campaña de Inbound Marketing es mediante el crecimiento en ingresos por ventas, de las que sacamos la rentabilidad final de la campaña.

La medición del crecimiento en ventas es importante tanto para la salud de nuestra empresa como de la campaña, porque no sólo sirven como un buen indicador de planificación estratégica sino que también nos permite adelantarnos a las tendencias.

Leads

Las empresas que más leads generan son las que tienen mayores oportunidades de venta. No todos los leads son iguales. Deberemos diferenciar entre Marketing Qualified Leads (MQL) y Sales Qualified Leads (SQL).

Los primeros son un contacto que hemos identificado como parte de nuestro público objetivo y que tiene posibilidad para convertirse en cliente y los segundos, un lead que ya ha tomado la decisión de valorar nuestros productos o servicios para cubrir su necesidad.

La sinergia entre ambos es lo que nos dará el ratio Leads to Close, número de clientes potenciales que hemos recibido durante un periodo de tiempo específico entre la cantidad real de clientes que se han cerrado.

Valor de vida del clienteLifetime Value of a customer (LTV)

La idea de determinar cuál es el beneficio del cliente en todo el tiempo que pasa con nosotros parece complicado pero aún así no hay excusa para no saberlo. Es algo parecido a determinar cuántos de los usuarios que tenemos en nuestra base de datos abren nuestros correos.

Es una métrica muy importante para medir el ROI de la empresa y es un gran punto de partida en el que empezar a elaborar estrategias futuras de negocio.

Coste de adquisiciónCost of Customer Acquisition

Coste asociado de convencer a un usuario de que somos la mejor opción para él. Esto nos sirve para establecer metas sobre el número de clientes que necesitamos en un año y para asignar el presupuesto adecuado de la campaña.

Conversiones tráfico a leads

De todas las visitas a tu sitio web. ¿Cuantas pasan a ser leads? Esta métrica mide dos cosas muy interesantes: la calidad del tráfico y la tasa de conversión.

Lo más interesante es ver los puntos de fuga del embudo de conversión, porque muchas veces nos centramos en captar tráfico cuando en realidad necesitamos mejorar un proceso de checkout.

Tráfico

Analizar los usuarios que visitan nuestra web porque son ellos los que se podrían convertir en leads.

Llegar a conocer el tráfico de nuestra web, quiénes son, de dónde vienen y qué hicieron nos permitirá determinar una clave muy importante de información: qué es lo que esperan de nosotros. Esta información nos ayuda a anticipar lo que los usuarios necesitan.  algunas de las métricas básicas que deberías conocer son:

  • Sesiones
  • Usuarios
  • Páginas vistas
  • Páginas por sesión
  • Duración media de la sesión
  • Porcentaje de rebote

Engagement con las redes sociales

La estrategia de redes sociales forma parte de los esfuerzos importantes que tenemos que hacer en Inbound Marketing ya que nos permite distribuir nuestro contenido e interactuar con los usuarios actuales y clientes potenciales.

Medimos impresiones, clics y reacciones. ¿La mejor hora para publicar? Aquella en la que tengas algo interesante que decir.

Y recuerda que dos negocios idénticos no tienen porque estar en la misma red social. Depende de sus objetivos.

Email Marketing

la estrategia en email marketing es línea directa con el usuario. Como tal, cada campaña tiene que ser analizada de una forma multifacética, según los objetivos propios de la campaña Inbound. No obstante algunos ejemplos de métricas a medir aquí son tasas de aperturas, clics, bajas y por supuesto, conversiones.

Conversiones a través de landing page

Si las landing page atraen a los usuarios adecuados, necesitamos conocer cuales son las que mejor están convirtiendo midiendo clics en el CTA, profundidad del scroll, y obviamente, leads.

Visitas del blog

Cómo funcionan las entradas del blog es una buena forma de medir lo que le gusta leer a los usuarios. Esto, como resultado, es nuestro valor de marca, permitiéndonos crear aún más contenido relacionado a un segmento que mejor esté funcionando.

Finalmente

Si integras toda la analítica de tus estrategias de inbound marketing con una buena herramienta de CRM terminarás de entender los por qué de las mediciones anteriores.