Desde Camping La Marina nos solicitaron la modernización de su imagen corporativa, así como el planteamiento de la estrategia de expansión de esta nueva marca. Al estudiar el proyecto nos dimos cuenta de las necesidades que tenían, ya que la antigua imagen corporativa ya se había deformado y no comunicaba los valores presentes ni futuros de la empresa.

El principal problema era que los clientes tipo Camping estaban fidelizados, pero en las nuevas líneas de negocio era muy complicado penetrar con la antigua imagen, dado que al ser productos de otros segmentos (Spa, Wellness y Bungalow) no se lograba conectar con ellos y sus necesidades.

La idea fue crear una marca potente, que se pudiera insertar en distintos soportes y que sirviera de eje donde se logren vertebrar la comunicación de la empresa. Hasta el momento era caótica y cada línea de negocio llevaba su propio camino. Además en post de la Digitalización de la Empresa, se implantó Nimble, un Social CRM para poder interactuar y recabar información sobre los clientes.

El resultado ha sido una marca dinámica, que sirve para múltiples aplicativos y surge como punto de partida para nuevos horizontes.

La Marina